Comercio electrónico: Receta para preparar una tienda virtual exitosa en 2020

Hace un tiempo te contamos cómo lograr que tu negocio venda más creando estrategias que atraigan visitantes y potenciales clientes a tu comercio electrónico.

¿Lo leíste? En esta ocasión queremos meter las manos en la masa y enseñarte esta sabrosa receta para que tú mismo puedas hacer una tienda virtual exitosa en 2020.


Para preparar cualquier receta, por muy fácil o difícil que sea, necesitas dos cosas muy importantes: contar con los ingredientes necesarios y luego seguir un proceso.


O sea, debes tener una serie de elementos que, llevados a cabo de una manera determinada (no olvides ponerle tu toque personal), te permitirán crear un plato delicioso.

 

En este caso, ese plato delicioso es el éxito de tu tienda digital

 

Ingredientes par el éxito de tu ecommerce:

 

  • 50 gr. de un nombre llamativo
  • 50 gr. de un comprador ideal
  • 100 grs. de una buena imagen
  • 50 ml. de enganche
  • 60 gr. de posibilidades
  • 100 grs. de responsabilidad
  • 3 cucharadas de variedad de contenido
  • 20 gr. de estrategia digital
  • 10 gr. boca a boca

 

Preparación de un ecommerce exitoso

 

Internet es enorme. Todos pueden tener un espacio y eso genera mucha competencia. Entonces, si hay mucha oferta, es más difícil que tus potenciales clientes te recuerden.


Por eso, creando un nombre llamativo, tendrás más posibilidades de quedarte en la mente de tus potenciales compradores. ¡No lo olvides! Haz que te recuerden.

 

El siguiente paso es estudiar las necesidades de tus potenciales clientes.

Analiza qué desean, qué los mueve. Así conocerás mejor lo que tu buyer persona necesita y podrás ofrecer esos productos o servicios en tu tienda.


Una vez tengas creado tu sitio, procura que la imagen de este sea amigable, intuitiva y que les inspire confianza. Queremos que el cliente confíe en ti, en lo que le ofreces y que te escoja

Ahora, mezcla el ingrediente anterior con el que viene: el enganche.

 

Haz que tu sitio tenga algo novedoso, que sea llamativo y fácil de usar. De esta forma, obtendrás una experiencia de usuario mucho más agradable y así, las posibilidades de que ese cliente curioso se vuelva en uno frecuente serán mucho mayores.


Cuando llegues a este punto de la preparación, agrégale, poco a poco, las posibilidades. A las personas nos encanta elegir, ¿no es así? Deja que tu cliente elija cómo pagar, qué colores o tamaños quiere usar, etc. Demuestra que tienes las herramientas necesarias para complacerlo.

 

Este ingrediente es importante: la responsabilidad.

 

¡No te olvides de agregarlo! Sé puntual con las fechas de entrega, los envíos, el stock que ofreces, con tus respuestas y soluciones. Avisales directamente cuando tengas nuevos productos, descuentos o promociones.
Debes hacer que las personas confíen plenamente en tu negocio.

 

Diversifica y democratiza el contenido.

 

En este momento, es donde debes agregar la variedad. Haz que tu sitio sea más que una tienda virtual. Ofrece comentarios y opiniones de diferentes eventos que se relacionen con lo que vendes, quédate atento a la contingencia y a las tendencias. Esto ayudará a que la gente conozca tu tienda y podrás crear un lazo entre vendedor/comprador.

 

Tu plato ya está casi listo, solo te falta agregar el ingrediente final: la promoción.

 

Haz que las personas sepan que existes y una buena campaña en redes sociales puede ayudarte. Pero, ¡ojo! No porque todo sea digital te olvidarás del boca a boca.

 

Cuéntale a tus conocidos de qué se trata tu negocio, cuéntales tu historia. Así ellos se lo recomendarán a otros y tu red de clientes irá creciendo paulatinamente.

 

Siguiendo todos estos pasos y agregando tu toque personal, harás que tu tienda virtual sea un exitoso plato dentro del mercado digital actual.

 

¿Necesitas una mano? ¡Cuéntanos de qué trata tu negocio! Tenemos especialistas en ecommerce listos y dispuestos a ayudarte en lo que necesites para posicionar tu tienda virtual dentro de las mejores.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Se el primero en comentar