Elevator Pitch: cómo persuadir mejor que Chris Gardner

¿Has escuchado del Elevator Pitch? Se trata de un discurso breve, directo y contundente sobre un proyecto o emprendimiento. De esos que tendrías que tener bajo la manga si te encuentras en un ascensor con una persona que puede influir en tu negocio.

¿Qué es Elevetor Pitch?

Es una herramienta poderosa para enfrentar oportunidades únicas, como esa que se le presenta a Chris Gardner, el personaje encarnado por Will Smith en la película En Busca de la Felicidad. 

¿El problema? A veces tienes solo 20 segundos para romper el hielo y despertar el interés de tu interlocutor en torno a tu proyecto. No obstante, como emprendedor, no basta con decir tu nombre y extenderte en tus ideas de negocio. 

Necesitas aprovechar al máximo esa oportunidad. Así que se trata de contar quién eres y qué haces de manera fluida, agradable y muy concisa. En ese momento, no son convenientes los largos y detallados discursos sobre tu negocio. Eso déjalo para después. 

Eso sí: ten muy en cuenta que tu Elevator Pitch no necesariamente debe ir enfocado a un inversionista, o vender tus productos. Resulta que también es realmente útil en eventos de networking; para aquellos días en los que estás desempleado; e incluso para sumar colaboradores, o ganar un socio.  

Las primeras impresiones valen más que mil palabras, dicen por allí. Por ello, si la oportunidad se cruza en tu camino, contar con un Elevator Pitch o Elevator Speech será tu as bajo la manga. Y quien sabe: quizá te vaya mejor que a Gardner. 

En busca de…

Aunque no lo parezca, presentarte y explicar tu proyecto en menos de 2 minutos, o 20 segundos es complicado. A veces, puedes no saber por dónde comenzar. ¡Hay tantas cosas por decir! 

Pero no desesperes. Aquí van algunos consejos.

Empieza por lo básico

¿Quién eres? ¿Qué haces? ¿Y qué problema resuelves? Empieza por allí y resume todo lo que puedas tus respuestas. 

Define tu público objetivo

¿A quién le ayudas a resolver sus problemas? Ten claro a quién te diriges desde el primer minuto y comunícalo a tu interlocutor. 

Destaca los beneficios

Ya tenemos claro quién eres, qué haces y para qué/quién lo haces. Ahora necesitas contar (¡muy brevemente!) qué gana ese público objetivo con tu ayuda. En este punto, trata de no limitarte a lo “básico”. Por ejemplo: tú no vendes las mejores recetas vegetarianas, sino uno forma de vivir más saludable. 

Enfócate, entonces, en los beneficios que generas al resolver determinado problema. 

Dí qué quieres

¡Fuerte y claro! Tus ideas pueden estar bien organizadas y sonar muy bonitas, pero ahora debes aprovechar tu Elevator Pitch para decirle al interlocutor qué debe hacer ahora (¿cómo te puede ayudar? ¿Qué necesitas?). 

Imagina que tu interlocutor quedó encantado, sale del ascensor y luego más nunca puede encontrarte de nuevo para saber más del proyecto, o enviarte ayuda. Sería una lástima, ¿no? 

Dí cuánto necesitas, en cuánto tiempo y qué te hace falta para lograrlo. Y cierra con broche de oro: dale a tu interlocutor la oportunidad de encontrarte de nuevo (una tarjeta, tus redes sociales, tu correo o de plano, pídele su número). 

BONUS TRACK 

Un Elevator Pitch puede servir en cualquier lugar. No necesariamente es un discurso de ascensor (al pie de la letra). De hecho, te puede servir como guía para describir tu proyecto en tu sitio web.

Si optas por esta última opción, no dejes de considerar transformar tu Elevator Pitch en un video: uno de los formatos más poderosos para comunicar mensajes. Incluso, también resulta un gran material para Youtube y tus otras redes sociales. Te ayuda a humanizar tu marca, aporta credibilidad e inspira profesionalismo.

No te pasa que ves uno de esos videos tan concretos y convincentes que dices: ¡este tipo sí sabe! Bueno, ese podrías ser tú y tu proyecto. Dale clic, consigue un video y conversemos. 

O lee sobre más ideas, herramientas y consejos útiles sobre cómo potenciar tu emprendimiento aquí.

 

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Be the first to comment